Como nace el club

El club nació de la "necesidad" de contar con un lugar donde practicar el pastoreo "deportivo" con mis perros. Mi nombre es Juan Carlos Aparicio, y estoy ligado al mundo del perro desde 1992. Desde mi perspectiva actual entiendo el camino recorrido como una búsqueda.......aunque hasta encontrarme con el pastoreo yo no fuera consciente de qué era lo que estaba buscando.

Aún así, finalmente lo encontré, y entonces pude comprender la razón por la que adoro a los perros......la verdadera naturaleza de este animal......la inmensa fortuna que tenemos de que otras personas que nos precedieron tuvieran la sabiduría necesaria para especializar algunas razas a una función tan concreta, exigente y párctica como es el pastoreo (control y acarreo de ganado)......y decidí que esta disciplina sería a la que quería dedicar mis mejores energías

border collie acechando

Y, tras el flechazo, los primeros problemas: necesito ovejas, espacio, cercados circulares.....en fin...así fue como me puse en marcha y desde entonces ya he cambiado tres veces de finca (en principio pensé que con poco espacio sería suficiente.....me equivoqué......también pensé que con 5 ovejas sería suficiente....y también estaba errado......pensé que sería fácil cuidar de unas pocas ovejas y.....adivina....

Como tengo pensado enlazar un blog a esta página, dejo para ese espacio la cantidad de anécdotas que acontecieron en esos primeros pasos que duraron 2 años. Tras este tiempo, y ya con las cosas, relativamente, bajo control, pensé que habría más personas en mi situación. Personas que, en un momento dado, pueden sentirse atraidas por la práctica del pastoreo, pero que no tienen posibilidad de tener ovejas y un lugar idóneo para practicarlo. Enseguida surgieron las personas entusiastas que hoy todavía me acompañan, y que conforman esto que denominamos "club de pastoreo"......y que no es más que ese lugar en el que, a cambio de una cuota mensual, un grupo de amigos/socios, comparten una afición y unas experiencias que, sin duda, valoramos todos como enriquecedoras y apasionantes.