Nuestra filosofía

Si bien al principio, cuando meto 5 ovejas en un espacio alquilado de unos 1500 metros cuadrados, pensaba que podrían ser suficientes mis recursos para llevar a cabo esta práctica del pastoreo.......a medida que voy viendo que, en realidad, necesito muchas más ovejas y, sobre todo, mucho más espacio (el club ahora tiene 4 hectáreas)....pensé que necesitaría ayuda de más personas

No era fácil dar con un sistema que pudiera funcionar. Primero había que encontrar personas interesadas en practicar de modo asíduo el pastoreo......y luego implementar un sistema que permitiera el funcionamiento ordenado de la actividad. Mi nivel de conocimientos era bajo (las pobres ovejas tenían bastante con aguantarme a mi, como para tener que aguantar a otros tantos como yo.....o peores)....no estaba preparado para dar mucho consejo ni aleccionar a nadie.....pero me daba cuenta de que la actividad necesitaba de alguien que nos fuera formando de modo que fuéramos capaces de practicar nuestra afición sin maltratar a unas pobres ovejas y sin estropear demasiado a nuestros inespertos perros.

primeros tiempos de pastoreo

Por un lado la formación para practicar con orden la actividad. Y por otro lado el modo adecuado de repartir tareas, gastos, decisiones....

Para el tema de la formación decidimos traer a especialistas del sector a celebrar seminarios en el club. Mantenemos el objetivo de celebrar dos seminarios al año. Tenemos que agradecer de corazón a Fermín Ainzúa su colaboración en este aspecto, pues fue el encargado de impartir los primeros seminarios y nos trasmitió de manera indeleble su enorme pasión por el pastoreo y por los perros de pastor. A parte de los seminarios, mi mayor experiencia me permitía ayudar a los más nuevos a trabajar con las ovejas.

Nada es perfecto.......creo que las ovejas que tenemos hoy gozan de mucho mayor bienestar del que gozaron nuestras primeras "socias".....pero lo que no nos faltó nunca fue buena voluntad e interés por hacer las cosas lo mejor posible, de modo que se minimizaran los malos ratos a las ovejas consecuencia de nuestra inexperiencia en el manejo de perros pastores

En cuanto a la cuestión de "intendencia".....podríamos haber optado por un sistema comunal en el que entre todos corremos con los gastos y entre todos realizamos las tareas de mantenimiento.....y así se habló......pero quizás por mi tendencia al individualismo....o por mi poca fe en las "sociedades" (que viene a ser lo mismo)....decidí y propuse, que yo mismo me encargaría de los trabajos diarios y de los costos (cuidar ovejas, comprar pienso, alquilar fincas, comprar material.....) y que apreciaría mucho más una colaboración en forma de cuota mensual que cualquier otro sistema que implicase colegiar decisiones, repartir tareas, controlar gastos.....etc. La cuota social trata de cubrir gastos.....y en los seminarios cobramos el precio de coste del ponente a los socios.

Ni que decir tiene que todos los socios del club participan frecuentemente en trabajos que realizamos (construcción de vallados, saneamiento de ovejas, instalación de abrevaderos.....) y que se lo agradezco enormemente. Nos lo pasamos genial aprendiendo unos de otros....así como dando cuenta de barbacóas, paellas, calzotadas, migas de pastor.......hemos llegado a pensar en si seremos una sociedad gastronómica más que un club de pastoreo

Actualmente, pasados esos primeros momentos un poco caóticos, admitimos nuevos socios con alguna condición........la principal es que el aspirante y su perro sean capaces de controlar las ovejas de un modo adecuado.....afortunadamente, ahora si somos capaces de ayudarle en ese primer objetivo que marcamos antes de poder admitirlo como socio de pleno derecho....y, además de los seminarios, te ofrecemos sesiones de pastoreo y jornadas de pastoreo que nosotros mismos administramos.....así que, ya sabes......no tienes escusa.